team_empresa

Los mejores juegos rompehielo para la oficina

Reading time: 3 mins

Construir buenas relaciones entre compañeros de trabajo es una de las partes más importante para mejorar el ambiente laboral, pero a veces se vuelve difícil. El límite entre el buen rollo y el profesionalismo puede limitar nuestro accionar. Entonces ¿cómo caminar en esta línea?

Un buen ejercicio es retrotraerse a nuestro primer día de clases y a los clásicos juegos rompehielo. ¿Por qué no aplicarlos a la oficina tanto para actividades de onboarding como de team building?

Se trata de ejercicios de team building simples que amenizarán el ambiente y pueden ser una buena opción para pasar el verano o para reactivar la actividad a la vuelta de las vacaciones.

¿Por qué hacerlos?

Los juegos rompehielo serán una bocanada de aire fresco en la rutina y harán que tus empleados se sientan más conectados. Los beneficios son muchos, entre ellos

Los mejores juegos rompehielo

juegos rompehielo

Los juegos rompehielo para adultos pueden ser cortos o más largos, dependiendo de tus objetivos con ellos. Aquí siete de ellos para que sumes a tus herramientas de team building:

1. Dos verdades y una mentira

Un clásico en el que cada participante tendrá que revelar tres cosas sobre sí mismo. Dos deben ser verdad y una mentira. El objetivo para el grupo es adivinar cuál es cuál.

2. Saberlo todo

Crea una lista de datos sobre tu empresa: misión y valores, nombre de sus fundadores, año de creación, cuántos empleados tenéis, quién es tu mayor competidos… Convierte esos datos en preguntas y a ver quién sabe más sobre la compañía. ¡Ideal para los onboardings!

3. Debate team

Prepara dos temas para debatir y trata de que sean cuestiones en las que no haya una respuesta correcta. ¿Chocolate o vainilla? ¿Montaña o playa para vacaciones? Forma dos grupos y dales unos minutos para debatir y luego presentar sus argumentos. Será un ejercicio genial para fomentar la creatividad, la velocidad de reacción y la capacidad argumentativa.

4. Casualidades

Divide a tu equipo en dos grupos y pídeles que hallen cuántas cosas en común tienen entre ellos. ¡Que no cuenten características psicológicas ni cómo van vestidos! Dales un tiempo para realizarlo y el grupo que encuentre más cosas en común, ganará.

5. Cinco de cada

Un juego totalmente adaptable y útil. Eliges un tema relacionado a tu evento o presentación y pides luego a cada uno que exponga cinco cosas al respecto. El tema puede ser abierto: cinco personas que te inspiren, los cinco mejores regalos que has recibido, cinco preguntas que tengas respecto a un tema…

6. Continúa la frase

Imprime o escribe el principio de distintas frases. Colócalas en un bowl y pide a cada uno que se presente y tome una de las tiras de papel para completar la frase que le toque. Anima a tus empleados a convertir las frases en conversaciones. Algunos ejemplos: ‘Yo nunca’, ‘Yo soy’, ‘Mi momento favorito del día es…’, ‘Cuando pienso en…’

7. Ordenados

Divide a los asistentes en pequeños grupos y otórgales categorías para ordenarse entre ellos. El objetivo es hacerlo lo antes posible en categorías como altura, sílabas del nombre, edad, orden alfabético de los apellidos, etcétera.

¿Molan, no? Escoge dos o tres juegos e intenta no entrar en terrenos demasiado personales. Así la actividad resultará productiva y será una manera entretenida de mejorar el ambiente laboral.

¿Necesitas ayuda con un evento o quieres un menú de verano para tus empleados?

Tenemos todo tipo de opciones de lunch y finger food para hacer más llevadero el verano en la oficina.