El trabajo remoto no es más liviano. De hecho, estar en casa produce también estrés, limita la percepción del tiempo y este solo se corta cuando el estómago empieza a rugir.

¿Y qué ocurre en casa? Cocinar en medio de la jornada laboral desemboca en malos hábitos y comidas poco equilibradas, por lo que el impulso y la productividad se van para atrás.

Con poco tiempo, muchos trabajadores terminan en bocadillos poco saludables, comida rápida o incluso snacks para engañar al estómago y saltearse comidas.

Parece que ahorramos tiempo, pero ocurre lo contrario. Este tipo de conductas son totalmente contraproducentes para la jornada laboral e interfieren en la productividad.

¿Cómo controlar esto como empresa si se tiene una plantilla en remoto o gestiona un nuevo modelo de trabajo híbrido?

Parte del mantenerse competitivos y sostener la productividad está en ser proactivos con beneficios basados en alimentos.

Ciencia y productividad

Nuestros cuerpos anhelan comidas nutritivas de forma regular. Según Harvard Health Publishing, los alimentos que son particularmente ricos en ácidos grasos omega-3, vitaminas B y antioxidantes pueden mejorar la salud del cerebro. Esto se traduce en mejor desempeño laboral y un estado de alerta productivo.

Cuando no alimentamos nuestro cuerpo, la productividad paga el precio. De hecho, un estudio de la Universidad Brigham Young encontró que los empleados que no comen bien tienen un 66% más de probabilidades de ver disminuir su productividad laboral. 

Pero seamos realistas: los empleados no siempre tienen tiempo para preparar comidas perfectamente equilibradas. Ahí es exactamente donde los beneficios basados ​​en comidas a domicilio ganan terreno.

Hambre de beneficios

En un estudio reciente de la empresa DoorDash que difundimos en nuestro blog indicó que 3 de cada 4 empleados dijeron que las recompensas de alimentos los harían más productivos. Y el 85% de los empleados dijo que la entrega regular de alimentos aumentaría su satisfacción laboral.

Según los encuestados, el trabajo a distancia sin beneficios alimentarios deja mucho que desear. 

El 49% de las personas encuestadas dijo que habían tenido al menos una falla en el trabajo debido a la necesidad de preparar alimentos para ellos o su familia.

Ese número aumentó a 53 % entre empleados con hijos. 

Al liberar los horarios de los empleados, los beneficios basados ​​en alimentos o comidas a domicilio reducen los niveles de estrés y contribuyen a una fuerza laboral más feliz, saludable y productiva. 

Mejorar la productividad de los empleados

Panza llena, corazón contento. Un estudio de la Universidad de Warwick encontró que la felicidad puede aumentar la productividad en un 12%. 

Eso significa que los empleados más felices con una jornada laboral de 8 horas se desempeñan durante el equivalente a 58 minutos adicionales por día en comparación con los empleados descontentos, lo que suma un total de 1,152 minutos por empleado al mes. 

Eso equivale a más de 230 horas adicionales de productividad por año para todos y cada uno de los trabajadores. Al brindarle al personal comida financiada por la empresa, se mantiene el hambre en línea y la felicidad alta 😊

Retorno de la inversión

Si los empleados sienten que existen mejores y más innovadores beneficios en otros lugares, pueden buscar oportunidades de trabajo externas. Y eso acaba siendo perjudicial para la empresa.

Al ofrecer beneficios bien pensados, la organización puede mantener altas las tasas de retención de empleados y evitar los costos y las dificultades de contratar trabajadores en remoto en estos tiempos.