Siempre que se organiza un evento con catering se espera que todo el mundo se quede contento y que nadie se quede con hambre. Es muy importante calcular las cantidades necesarias para no desperdiciar comida, pero también para que no falte. Es cierto que normalmente los propios caterings se encargan de ello, pero no olvides nunca tener voz en las decisiones y calcula tu catering según el número de comensales.

¿Qué tipo de evento estás organizando?

Depende del tipo de evento que organices y de cómo se planifique, los asistentes consumirán el catering durante todo el transcurso del mismo o dispondrán de un tiempo definido para la comida. 

Además, también será indispensable saber cuánto va a durar el evento. No es lo mismo un evento de dos horas que un acto que dure todo el día, donde se comerá más. Y también depende mucho de a qué hora del día se celebre el evento. No es lo mismo un catering a la hora de una de las comidas, que un catering antes o después de comer, por ejemplo.

¿Cuál es el perfil de tus asistentes?

Aunque ya se conozca la lista de asistentes definitiva, hay que tener en cuenta que siempre puede llegar a variar un poco. Por este motivo, con respecto al catering, habrá que moverse con cifras aproximadas. En muchas ocasiones, se recomienda pedir un catering con un 10% más de alimentos de los asistentes que hayan asegurado su asistencia.

También será relevante tener una pequeña idea de las edades de los invitados, así como de si son hombres o mujeres. Depende de la edad y del sexo, generalizando, podemos intuir si vamos a necesitar más cantidad de comida o menos.

¿Cómo calcular la cantidad de comida?

Si sólo vamos a servir pequeños platos como canapés, lo ideal es calcular unos 8 por persona cada 1-2 horas. Pero si vamos a servir algo más grande como mini bocadillos o sándwiches, se recomendaría unos 4 por cabeza cada 1-2 horas. 

Calcula tu catering según el número de comensales

Si el catering está compuesto por varios platos, se calcula unos 5 por persona, más cada plato individual por cabeza. Siempre teniendo en cuenta que para comidas debería haber algo más de cantidad de comida que para cenas, porque acostumbramos a tener más apetito al mediodía.

Y si el catering no es lo único que te preocupa a la hora de organizar tu evento, aquí te dejamos algunas claves para saber cómo desarrollar tu event management plan.