El sector del catering es el corazón de Catevering. Y como proveedor global de gastronomías para empresas, la pandemia nos ha empujado a estudiar la nueva normalidad, marcar nuevas pautas y reinventarnos.

Seguimos de cerca el desarrollo de la realidad COVID desde la perspectiva de nuestro partners los caterings, nuestros clientes las empresas y aportando desde lo tecnológico, que nos ha permitido seguir avanzando.

¿Cómo nos adaptamos a esta nueva normalidad? Compartimos con ustedes algunas de nuestras percepciones preguntándonos si volverá todo a ser como antes o las nuevas tendencias acabarán determinando nuevas formas de trabajo.

1) El futuro es digital

Los restaurantes se han visto obligados a volcarse al digital. Las restricciones han dejado de lado las tiendas y la restauración convencional, para dar prioridad al delivery y el take away.

En el caso del catering para empresas, la situación es la misma. El catering debió volcarse 100% a lo digital y al e-commerce. Atrás quedaron las degustaciones, las visitas, los productos que se ven el día del evento o los menús grupales con ‘de todo un poco’.

El ámbito corporativo exige hoy productos digitalizados, que puedan conocerse con anticipación. Y lo visual no solo se exige a los alimentos, sino a su presentación y empaque.

Los productos deben estar individualizados, correctamente etiquetados y empaquetados con materiales adecuados a las políticas ecológicas y medioambientales de las empresas.

Todos estos ítems ya eran tenidos en cuenta, pero ahora han pasado a tener un rol fundamental. Mientras más digitalizado, visual y transparente sea el proceso, más confianza brindará el servicio a la empresa.

2) La experiencia del cliente lo es todo

Dada la incertidumbre, la ansiedad y la sensibilidad de estos tiempos, la experiencia del cliente, la presentación y la creatividad son valores que marcan la diferencia y determinan cuáles son los mejores proveedores.

En este ámbito no solo notamos la importancia de la presentación digital para los clientes, sino el diferencial que producen a la hora de repetir el cuidado en la entrega y la calidez.

Al packaging, los utensilios ecológicos y una decoración que hagan a la persona sentirse homenajeada, se suman los detalles en la entrega puntualmente dicha: higiene, puntualidad y seguridad transmitida por el servicio de catering.

3) La cantina virtual como herramienta de reapertura

Los proveedores de menús diarios para empresas también han tenido que sumergirse en lo digital. Y muchos proveedores para eventos puntuales se han volcado también a esta área del sector del catering.

En ese sentido, uno de los productos con los que hemos innovado y apuntalado a nuestros partners ha sido la cantina virtual. Esta suple las cantinas presenciales de las empresas y les evita problemas de de higiene y distancia social.  

Actualmente las oficinas que se mantienen funcionando con equipos más pequeños y por ende, riesgos menores.

¿Qué pasará cuando los equipos vuelvan a la oficina?

La demanda de alimentos será mayor y de no ofrecerse una solución propia, aumentará la circulación, el descontrol en el ingreso de materiales y proveedores y con ello los riesgos.

En este contexto, una cantina virtual es la solución al permitir reincorporar trabajadores cumpliendo con los protocolos de seguridad, limitando desplazamientos innecesarios y minimizando la exposición al virus en horario laboral sin que el volumen de pedidos se vuelva un problema.

4) Formatos individuales y tiempos reducidos

Para mantener comidas seguras y fáciles, hemos notado en lo que va del año que los lunch boxes con bebida y postre han tenido una excelente recepción en nuestros clientes.

Y para nuestros partners, los caterings, este tipo de productos han representado una excelente oportunidad para la innovación del menú y mejora de los márgenes, aunque un desafío en los tiempos y costos de entrega.

La anticipación en los pedidos se ha reducido considerablemente en tiempos de COVID, por lo que los usuarios exigen más rapidez y a la vez, mayor disponibilidad para realizar solicitudes con poco margen.

Esto ha empujado a los caterings a simplificar los menús y enfocarse en los artículos más demandados para capturar demandas de último momento.

Resumen

Cristalizando lo dicho, como proveedor global de gastronomía para empresas hemos atravesado un 2020 lleno de desafíos y nuevas necesidades.

Nos hemos adaptado a las demandas en pandemia desarrollando productos y colaborando con nuestros partners los caterings en la adecuación de sus productos al mundo B2B.

A modo de síntesis, puede decirse que las tendencias fundamentales y las adaptaciones más efectivas han sido:

  • Individualizar menús y mejorar la oferta y presentación.
  • Optimizar las opciones para grupos a cantidades reducidas, de acuerdo a la normativa vigente sobre reuniones.
  • Reducir los plazos de entrega simplificando menús y haciendo foco en lo más vendido.
  • Acortar los pedidos mínimos y rebajar las tarifas de envío.
  • Digitalizar los menús o sumarse a cantinas virtuales con opciones de personalización online para dietéticas específicas.
  • Etiquetar los alimentos empaquetados individualmente para reducir su manipulación.
  • Controlar los servicios de entrega.
  • Capacitar al personal en normativas higiénicas e instrucciones de entrega sin contacto.

Fuimos pioneros en la digitalización del sector del catering y en la actualidad mantenemos el mismo espíritu. ¿Quieres conocer nuestra cantina virtual o saber más de nuestras soluciones?