¿Tienes problemas para concentrarte en tu trabajo? ¿Resulta agotador lidiar con interrupciones y distracciones constantes? ¡No estás solo! Especialmente ahora que muchos trabajamos desde casa. 

Según un estudio del McKinsey Global Institute, más del 60% de nuestra jornada laboral se dedica a tareas improductivas, como buscar información o localizar a colegas. A modo de ejemplo, sólo el correo electrónico consume casi el 30% de la semana laboral.

Gloria Mark, experta en Distracciones Digitales y profesora de la Universidad de California, afirma en un estudio reciente que un trabajador sufre interrupciones cada 11 minutos y que en promedio, toma 25 minutos el volver a lo que estábamos haciendo antes de la interrupción. ¿Mucho, no?

Los últimos meses han sido meses de transición para los entornos laborales y la productividad. ¿Se ha transformado alguna vez el significado de un término más rápidamente que “trabajar desde casa”? 

En tiempos de pre pandemia solía ​​ser algo que hacíamos para evitar distracciones. Ahora, es sinónimo de distracciones, ya que es difícil saber cuándo termina la jornada laboral y comienza la vida hogareña.

La ciencia afirma en un reciente informe que desde 2000 la capacidad de atención humana ha caído 12 segundos a 8.5, justo por debajo de la de un pez. 

Podríamos pensar que podemos solucionarlo realizando múltiples tareas, pero esto es un mito.  El estudio Executive Control of Cognitive Process of Task Switching de la Universidad de Michigan indica que la productividad puede caer hasta en un 40% al cambiar de tarea. 

No sabemos aún cómo será el mundo laboral al otro lado del COVID 19, pero sí sabemos que habrá más trabajo a distancia, lo que requerirá un cambio de mentalidad para poder seguir realizando actividades enfocadas e intensas.

El trabajo remoto puede ser un desafío, pero también hay beneficios, que incluyen una mayor flexibilidad en la forma en que estructuramos nuestro día, más tiempo atrás con la eliminación de los desplazamientos y más oportunidades para nutrir nuestro bienestar físico y mental. 

Pero esos beneficios no se obtendrán a menos que prioricemos las formas de mantener los límites entre el trabajo y nuestra vida personal y reduzcamos el trabajo interrumpido para poder concentrarnos en lo que realmente importa. 

Para ayudar a maximizar los beneficios del trabajo a distancia, es vital para las empresas dar prioridad a la búsqueda de formas de inspirar, capacitar y apoyar a las personas a centrarse en el trabajo.

Una forma de comenzar es dando las herramientas tecnológicas adecuadas que respalden a los equipos, pero también tips y modos de trabajar que faciliten la carga mental.

Es un gran desafío, pero como en todo viaje largo, hay micro pasos que uno puede realizar por su cuenta y que pueden ser de gran ayuda para encontrar el enfoque. Aquí os compartimos algunos:

10 micro pasos camino a la focalización

1. Cuando despiertes, no comiences el día mirando el teléfono

En su lugar, tómate al menos un minuto para respirar profundamente o establecer tus intenciones para el día. 

2. Has una pequeña cosa cada mañana que te traiga alegría

Puede ser meditar, caminar o preparar el desayuno. A partir de esta base, estarás más concentrado y serás más productivo una vez que comiences a trabajar. 

3. Reserva tiempo para el trabajo concentrado, idealmente por la mañana

 Establece un recordatorio para que puedas maximizar el enfoque y minimizar las distracciones en un determinado período. Has saber a tus compañeros y familia al respecto para que no interrumpan. 

4. Desactiva tus notificaciones no esenciales

Ver una notificación estresante a primera hora de la mañana puede hacer que tus niveles de cortisol aumenten. Desactiva las notificaciones para que puedas reducir su estrés y ceñirte a las tareas fijadas.

5. Fija un momento para administrar el correo electrónico

Dedicar un tiempo determinado al correo electrónico puede ayudar a evitar distracciones e interrupciones constantes durante el día. 

6. Tómate un breve descanso al menos una vez al día

Aléjate del escritorio, aunque sea por unos minutos y has algo que te dé energía. Volverás con un enfoque y un propósito renovados. 

7. Reserva cinco minutos para meditar

Cuando calmes tu mente y excluyas los ruidos externos y las distracciones, regresarás al trabajo listo para producir. 

8. Almuerza lejos del escritorio

En lugar de comer rápidamente mientras trabajas, apártate del lugar en el que estés trabajando. Serás más eficaz el resto del día. 

9. Tómate un «tiempo de descanso técnico»

Reserva tiempo para alejarte de las redes sociales y el correo electrónico y así prestar toda la atención a lo que importa. 

10. Programa un afterwork con tu equipo

Poder pasar tiempo de ocio con tus compañeros de trabajo, incluso a través del ordenador aliviará el estrés y aumentará la conexión y dará un tiempo de relax a todos.

Catevering

Conoce Nuestra Cantina Virtual 360°

Desayunos, meriendas, almuerzos, cenas y productos personalizados al alcance de un clic y en clave empresarial. Contamos con todas las modalidades de pago, sistemas híbridos de cuenta empresa y envíos a casa o la oficina incluidos, sin pedido mínimo.

Una solución corporativa gratuita y un servicio de vanguardia adaptado a la nueva realidad. Trabajamos para seguir agregando funcionalidades que cubran todas las necesidades gastronómicas de tu empresa con un solo proveedor.