Un equipo de trabajo con motivación es mucho más productivo y suele alcanzar los objetivos marcados con más eficacia que un equipo desmotivado. Para que esto ocurra, vamos a explicarte cómo motivar a tu equipo de trabajo con algunos trucos que aumentarán la cohesión y el compromiso entre compañeros.

Fomenta la flexibilidad y la conciliación

Cuando, como trabajador, tienes una gran carga de trabajo, nadie te apoya y tus jornadas laborales empiezan a ser estresantes, tu motivación decae. Por ello, sería interesante fomentar programas de control emocional, así como la flexibilidad y la conciliación.

Cuanto más flexibilidad tengan los trabajadores en su puesto de trabajo, más tiempo tendrán para gestionar su estrés y más motivados estarán con su trabajo. Es muy importante que el trabajador sienta que la empresa entiende su situación personal y se sienta comprendido en su entorno laboral.

Incentiva el trabajo en equipo

Cómo motivar a tu equipo de trabajo

Que exista un buen clima laboral también es muy importante para la motivación. Una mala relación con tus compañeros hace que no te sientas a gusto trabajando y, por tanto, que no seas lo más productivo que puedes ser.

Para crear un buen clima laboral, es importante potenciar la realización actividades en equipo como dinámicas grupales, retiradas, seminarios o team buildings. Estas actividades reducen el estrés, refuerzan la confianza, potencian la creatividad, incrementan el sentimiento de pertenencia, mejoran la comunicación entre empleados, fomentan la participación… En resumen, hacen que el equipo esté unido y eso se traslade a la forma de trabajar y a los resultados de ese trabajo.

Promueve la comunicación y la participación

Como líder, debes dejar siempre claro a cada miembro de tu equipo cuál es su labor, cuáles son sus objetivos y cómo debe actuar en cada momento, ya que la ausencia de objetivos puede llevar a la desmotivación.

Organiza reuniones periódicas, escucha las ideas y opiniones de tus empleados o, como se ha dicho anteriormente, incentiva el trabajo en equipo con diferentes actividades. Todo esto hará que se trabaje en un ambiente donde prevalezca la transparencia y la comunicación sea efectiva.

Apoya el trabajo bien hecho

Haz saber a tus trabajadores lo que hacen bien y felicítales, que sepan que estás orgulloso/a de su trabajo. Y no solo con palabras basta. Es también importante que el trabajo bien hecho también se premie con acciones: bonus o aumento en el sueldo, más responsabilidad, etc. 

Estos “premios” repercutirán en la moral del empleado, lo que hará que su motivación y su eficacia en el trabajo aumente y se cumplan los objetivos de una manera mucho más consecuente.

Cómo motivar a tu equipo de trabajo

Si quieres saber más trucos para no alejar el talento de tu empresa, te dejamos aquí algunos errores que no debes cometer para conseguir tener el mejor equipo posible.