Los cambios dramáticos en nuestra vida laboral han afectado la forma en que muchas personas se sienten acerca de sus trabajos y trayectorias profesionales. Dado esto, no sorprende que 2021 se haya convertido en el año de «la Gran Renuncia» con un gran número de personas que renunciaron a sus trabajos.

Una encuesta realizada por Randstad UK arrojó que casi una cuarta parte de los trabajadores planean hoy activamente cambiar de empleador por razones de agotamiento y falta de motivación. En la misma línea, una investigación de Glassdoor reveló que el 30% de las mujeres encuestadas cambió de trabajo desde el comienzo de la pandemia.

Pero en paralelo a esta gran renuncia también ha surgido una nueva tendencia profesional: la del empleado boomerang.

¿Qué es un ‘empleado boomerang’?

Los empleados de boomerang son personas que han sido recontratadas para trabajar en una empresa que dejaron anteriormente. Según LinkedIn, en 2021 el 4,5% de las nuevas contrataciones en su plataforma fueron boomerangs frente al 3,9% en 2019. 

Las razones por las que una persona deja su trabajo son variadas. Hablamos de recibir una oferta de trabajo aparentemente más atractiva en otro lugar, pasar por un cambio en las circunstancias de vida o tomarse un tiempo fuera como remedio al agotamiento. 

No obstante, la similitud principal entre los empleados boomerang es que, para ellos, «la Gran Renuncia» no fue tan satisfactoria como pensaron que sería. Tal como dice la frase, «no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes», esta situación ha permitido que muchos renunciantes reevalúen sus roles anteriores bajo una luz diferente y más positiva.

Boomerangs por los próximos 5 años

Ante esto, el aumento significativo en el número de empresas que traen de vuelta personal boomerang sugiere que estamos ante una nueva tendencia en la contratación.

Anthony Klotz, profesor asociado de la Universidad Texas A&M, quien acuñó el término «La Gran Renuncia», afirmó a Wired que esta ola de empleados boomerang «durará los próximos cinco años».

Y es que al igual que con la renuncia, puede haber muchas razones para querer volver a un empleo anterior. La nueva empresa puede no haber tenido la cultura adecuada o ha sido lo que se esperaba. Otras personas se habrán recuperado del agotamiento y habrán querido volver a trabajar o las empresas antiguas pueden haber cambiado su visión sobre cosas como el trabajo flexible. 

En remoto, mejor conocidos

La pandemia también puede ser la culpable más directa del aumento de las contrataciones de boomerang. Según el Financial Times, en los últimos dos años las personas que renunciaron a sus trabajos y comenzaron nuevos roles han tenido que lidiar con la incorporación remota y el trabajo desde casa. Todo esto les ha hecho más difícil familiarizarse con la nueva empresa y crear vínculos sociales con nuevos colegas.

Asimismo, para las empresas es más sencillo interiorizar a ex empleados en circunstancias remotas, así como delegar tareas y depositar confianza ante nuevos métodos de trabajar en remoto y sin intercambio diario cara a cara para el desarrollo de vínculos de confianza.

¿Cuáles son las ventajas de ser un empleado boomerang?

Tal como afirmábamos, volver a contratar a empleados antiguos puede reducir los costos de capacitación y aumentar la productividad para el empleador al recuperar a las personas que ya conocen una organización.

Pero, ¿qué hay para el empleado?

Un estudio de la Universidad de Cornell comparó las experiencias de 2000 empleados boomerang con alrededor de 11.000 nuevas contrataciones en una organización de atención médica con sede en EE. UU.

Como resultado, se encontró que los boomerangs superaron a los nuevos empleados, especialmente en roles que requerían «altos niveles de coordinación administrativa».

Y al parecer hay fundadas razones que explican los resultados. Según el Financial Times, muchos boomerangs regresan a las empresas de origen más confiantes y productivos después de aprender nuevas habilidades y adquirir nueva experiencia y las aplican en un entorno familiar y cómodo.

Otros empleados boomerang se sienten más seguros al tratar con sus jefes después de irse y ser recontratados. Los empleados que regresan también tienen una mejor comprensión de cómo funciona una empresa, lo que significa que instalarse puede ser una experiencia más agradable en comparación con tratar de familiarizarse con una nueva cultura de trabajo de forma remota.

¿Qué tener en cuenta si estás pensando en hacer boomerang?

La plataforma Indeed redactó una serie de consejos sobre lo que debe tener en cuenta antes de dar el paso y convertirse en un boomerang.

  • Recordar por qué se dejó la empresa y tener cuidado de mirar hacia atrás con falsa nostalgia.
  • Hacer una lista de los motivos por los que uno se fue y regresar sin que la lealtad interfiera en el razonamiento.
  • Hablar con antiguos compañeros para obtener su perspectiva sobre lo que ha cambiado.
  • Recordar los objetivos profesionales propios pensando en cómo el retroceder ayudará a seguir adelante.
  • Mantenerse positivo.

¿Crees que la buena alimentación en el trabajo es importante para retener el talento?

¡En Catevering creemos que sí! Por eso trabajamos día a día mejorando nuestra Cantina Virtual para que sea la estrella de tu paquete beneficios corporativos. Una plataforma de contratación de menús diarios sanos, ricos y adaptados a la jornada laboral y a la nueva era del trabajo post COVID.

7 acciones sostenibles al alcance de tu empresa
¿Cómo contribuir entonces con los Objetivos de Desarrollo Sostenible siendo una empresa …
Cantina virtual: Evolución de los comedores y cómo implementarla en la empresa
Debido a la pandemia, la forma en la que veíamos la vida …
[GUÍA PDF] Las mejores actividades de onboarding para tu empresa
Descarga nuestra guía de actividades lúdicas para Departamentos de Recursos Humanos y …
Metaverso y eventos: ¿qué es y qué aporta al sector?
No es ningún secreto que la industria de eventos ha experimentado una …