La pandemia ha generado numerosas crisis laborales, tanto en lo general como en lo personal.

Si gestionas equipos o eres encargado del área de Recursos Humanos, la pregunta de cómo liderar equipos en remoto en pandemia ha de estar en tu top of mind a diario.

La respuesta a esto no está tanto en las capacidades personales de liderazgo, sino en comprender la importancia de la cohesión, la colaboración y la coordinación en espacios de trabajo virtuales.

Estas tres ‘C’ son fácilmente entendibles, pero hace falta ahondar en estos conceptos y sobre todo, saber aplicarlos. En los tiempos que corren, la pregunta qué es tener un equipo alineado puede generar dudas. Pero la respuesta no halla diferencias pre o post COVID.

Lo fundamental es contar con equipos donde cada miembro comprende y apoya una misma visión, comparte objetivos, sabe cómo colabora en su consecución y está cómodo con su rol.

liderar equipos en remoto

Niveles de alineación

En todo equipo hay dos tipos de alineación a los que apuntar.

Por un lado, la alineación de propósitos brindando desde la empresa respecto a una misma visión, metas y modos de alcanzarlas.

Por otro lado está la alineación personal. El trabajador debe tener el enfoque correcto, comprender su rol, el de sus colegas y estar seguro de querer empujar en la misma dirección.

Ambas caras de la moneda apuntalan el compromiso, generan cohesión y pertenencia y fomentan la colaboración, desembocando en resultados compartidos.

La nueva realidad: liderar equipos en remoto

Si mantener la alineación de los equipos ya no era fácil en el mundo presencial, el trabajo remoto ha añadido nuevos desafíos. Muchas empresas y gerentes aún se están adaptando a esta nueva forma de trabajo y en el camino muchos equipos se han desalineado.

Es importante estar al tanto de aquellas áreas en las que los equipos han sufrido para implementar soluciones al respecto. Las áreas más afectadas de la alineación son:

  • El trabajo remoto elimina gran parte de la interacción espontánea que es fundamental para la alineación y tienen que ver con los vínculos interpersonales. Es importante para solucionar esto que las reuniones remotas den lugar a conversaciones informales y abiertas.
  • El trabajo remoto resta visibilidad a los logros y esfuerzos y este aspecto es muy importante para mantener el enfoque. Como respuesta a esto deben gestionarse reuniones de actualización semanales donde se informen progresos y las dificultades de manera abierta y todo el mundo esté al corriente del trabajo del otro.
  • Por último, no debe dejarse de lado la soledad y sentimiento de desconexión que genera el trabajo en remoto. Es bueno crear espacios de reuniones virtuales dedicadas a hablar abiertamente de este tipo de dificultades de lo personal y profesional. Hay que normalizar la incertidumbre y la frustración para encontrar soluciones conjuntas.

¿Cómo identificar un equipo desalineado?

De darse inconvenientes como los señalados, se verá que al equipo le cuesta moverse en la dirección correcta. Algunas de las señales típicas de equipos que no están alineados, en lo remoto o en lo presencial, son:

  • Plazos y objetivos incumplidos.
  • Trabajos repetidos o superpuestos.
  • Falta de comunicación y confusiones frecuentes.
  • Reuniones eternas y cadenas de correos interminables.
  • Bajo compromiso y alta rotación de los empleados.

Cualquiera de estos signos da la pauta de que el equipo no está alineado. Y la mejor forma de mejorar esta situación es hablando con los trabajadores. No hace falta interrogarlos directamente al respecto, sino consultarles a modo de charla o examen sorpresa cuáles creen que son los objetivos, los valores o la misión de la empresa.

Este tipo de cuestionamientos serán una buena forma de identificar problemas, garantizar alineaciones y mantener este tipo de conceptos y cuestiones en el día a día de los trabajadores.

Comunicación en la alineación de equipos

La alineación se construye constantemente y por eso exige comunicación e interacción constante.

liderar equipos en remoto

Enviar semanalmente pequeñas encuestas a los trabajadores por mail o vía Slack puede ser una idea interesante para estar al tanto de la alineación del equipo.

A preguntas como las mencionadas en el punto anterior, se pueden agregar cuestiones sobre satisfacción laboral, personal y grupal.

Las respuestas serán indicadores de cómo marcha la organización y de los efectos psicológicos del teletrabajo en los empleados.

Podrán compararse los niveles de respuesta entre equipos y consultarse por tácticas o prácticas a aquellos que tengan los mejores resultados.

De esta forma se tendrá a la interna una excelente herramienta para construir una cultura de mejora constante y una sensación de escucha en los trabajadores de parte de la empresa.

¿Qué hace falta para liderar un equipo en remoto?

Ante lo visto, la respuesta a la pregunta que origina este artículo es: comunicación. La alineación en tiempos de COVID depende directamente de la capacidad de los líderes de informar a todos los niveles de organización y de estar informados del desempeño y estado de cada trabajador.

Hace falta una comunicación clara y transparente de los valores de la empresa, su estado actual y sus objetivos.

Los objetivos son la guía que siguen todos en una organización. Deben ser visibles y reiterados constantemente, además de documentados y comunicados. Es recomendable que sean planteados bajo el modelo de objetivos SMART: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con una determinada duración.

El uso de este modelo, sobre todo en tiempos de trabajo remoto, puede ser de gran ayuda para generar claridad y lograr la aceptación. Y a esto pude sumarse el involucramiento del equipo en su definición.

Cuando todos participan en el establecimiento de las metas, es más probable que las apoyen, las comprendan y las recuerden.

En resumen, tener un equipo alineado no es fácil. Requiere trabajo constante y los líderes llevan gran parte de la carga en ello. Pero los beneficios de tener un equipo alineado son inmensos y se traducen en más eficiencia, más colaboración y mayor rendimiento.


En Catevering hemos ideado una nueva manera de llevar la Navidad a casa de tus empleados. Mira nuestras propuestas a continuación o pídenos un prespuesto personalizado. ¡Sólo tienes que elegir, nosotros nos encargamos del resto!