Aunque suene extraño y hasta mal, hay un lado positivo de la pandemia que tiene que ver con el reconocimiento de la importancia de cuidar nuestro bienestar para sostener la productividad y expandir nuestro potencial.

Vale decir que el COVID 19 y la crisis ha sido para muchos una oportunidad obligada de frenar, reevaluar nuestro vínculo con el tiempo y con su gestión y sobre todo, de redefinir el concepto de productividad.

En esta nueva normalidad está más que claro que el agotamiento y la dedicación extrema no son precios a pagar a cambio del éxito. Por ejemplo, en tiempos de teletrabajo, el descanso, la buena alimentación, el movimiento y la buena comunicación son fundamentales para sostener la concentración y la eficiencia.

En ese sentido, el sitio Thriveglobal ha recopilado experiencias de expertos en Recursos Humanos, ejecutivos y gerentes de distintos países en torno a la productividad y a la redefinición de este concepto en tiempos de pandemia.

Compartimos a continuación algunos de ellos para abrir el debate sobre esta nueva normalidad que pese a sus numerosas contras, trae algunas ventajas vinculadas a la salud y la psicología de los trabajadores.

Calidad sobre cantidad 

“Es importante que que todos nos enfoquemos más en la calidad que en la cantidad, en la calidad de nuestras interacciones con colegas y clientes, en la calidad del tiempo dedicado a los proyectos y en las prioridades que contribuyen a un cambio significativo. En lugar de hacer un seguimiento del progreso cuantitativo, asegurémonos de que los objetivos que establezcamos se centren realmente en lograr un impacto significativo, tanto a corto como a largo plazo».

Marta Chavent, consultora de Gestión y Cambio, Francia

Límites claros 

“Estamos redefiniendo la productividad al establecer mejores límites en todas las áreas de nuestra vida. Si he aprendido algo este año, es que la única forma de aprovechar al máximo el tiempo es establecer límites y respetarlos. Establecer mejores límites en todas las áreas de la vida ayuda a lograr objetivos profesionales y personales».

Alyssa Swantkoski, Asistente Ejecutiva, Estados Unidos.

Evitar el pensamiento a corto plazo

“Todos queremos hacer las cosas y hacer nuestro trabajo de manera eficiente, pero en momentos de crisis y alta incertidumbre, es normal que el enfoque se desmorone. Nos vemos obligados a dar un paso atrás y mirar la productividad a largo plazo. Tenemos que empezar a reconocer que muchas veces el plazo realista es «más tarde». 

Kristin Jekielek, Office Manager, Estados Unidos

Basta de «no ser suficiente»

“Para sentirse productivo antes de la pandemia era fácil estar satisfecho con la cantidad de tareas pendientes que abordábamos cada día: cuántos artículos se escribieron, cuántos correos electrónicos se respondieron, cuántas tareas se marcaron en la lista como hechas. Por eso fue fácil caer presa de la voz que susurraba: «no estás haciendo lo suficiente». Ahora, considero los resultados de mis acciones».

Diane Gillespie, Asistente Ejecutiva, Estados Unidos.

Remplazar «hacer» por «ser»

“Antes de Covid-19, estaba atrapado en hacer, hacer, hacer, en lugar de simplemente ser. Hay un valor y una perspectiva increíbles en estar presente, participar, ser abierto y reflexivo. Estos últimos meses han sido un gran maestro. Soy mucho más consciente de la importancia de ser”.

Nick Anderson, Director, Reino Unido.

Repensar la jornada laboral

“En la nueva normalidad vemos cómo cambia la naturaleza del trabajo y brinda más flexibilidad con respecto a los horarios y ubicaciones de trabajo. Al poder personalizar nuestros límites, somos mucho más productivos, tanto en el trabajo como en nuestra vida personal».

Kelly Adams, Coach Ejecutiva, Estados Unidos.

Hacer lo significativo

“La productividad ha llegado a significar hacer más de lo que importa y de lo que no en todas las facetas de la vida. Y debemos convertirnos en dueños de nuestra propia productividad. Todos necesitan explorar su definición personal de éxito y empoderarse para priorizar lo que es más importante para su felicidad. Esto significa que debemos empezar a dejar de lado los «debería» de otras personas, tomar decisiones a veces difíciles y aprender a decir que no. También significa reconocer que la producción no debe medirse en horas dedicadas, sino en la calidad de los resultados obtenidos«.

Becky Morrison, Recursos Humanos, Reino Unido.

Minimizar reuniones innecesarias

“La pandemia ha reforzado la idea de que debería estar rechazando reuniones donde no agrego valor. Y para las reuniones en las que se me necesita, examino si uno de mis miembros también puede asistir, lo que ayudará a la persona a crecer».

Mitadru Dey, Ejecutivo Financiero, Estados Unidos.

Repensar las tácticas de liderazgo

“No todo el mundo estaba preparado para el trabajo a distancia. Si se está liderando un equipo en remoto, la nueva normalidad necesita medir datos objetivos, pero mantener un enfoque muy centrado en el ser humano que habilite un flujo natural del trabajo y la comunicación».

Howard Moodycliffe, Director, Sudáfrica.

¿Qué piensas? ¿Compartes alguno de estos conceptos? Te invitamos a debatir al respecto y dejar tus propias percepciones a continuación en nuestra área de comentarios.

Fuimos pioneros en la digitalización del sector del catering y en la actualidad mantenemos el mismo espíritu. ¿Quieres conocer nuestra cantina virtual o saber más de nuestras soluciones?

Impulsar la productividad con la comida en el home office
El trabajo remoto no es más liviano. De hecho, estar en casa …
Cinco habilidades para liderar el Departamento de Compras
Aquí están las cinco habilidades esenciales que separan a un buen ejecutivo …
Cómo fortalecer el sistema inmunológico y mejorar la productividad
Darle al sistema inmunológico el impulso que necesita se traduce en menos …
¿Teletrabajas? ¡Nuestra Cantina Virtual ahora a domicilio en Barcelona!
Ampliamos nuestra Cantina Virtual para que nuestros menús en Barcelona también lleguen …