El teletrabajo con niños desde casa no es una buena práctica. Pero durante la crisis por la pandemia de COVID-19, muchos padres-empleados tuvieron que enfrentar este escenario inevitablemente.

Ahora las clases han vuelto a la presencialidad, aunque esto no quiere decir que quienes teletrabajan no tengan que compartir parte de su jornada con los niños en casa.

Las empresas deben lidiar con esta situación de teletrabajo con niños, que si bien se ha amenizado desde septiembre, aún tiene sus escollos. ¿Cómo puede la empresa ayudar a sus empleados?

Los límites y sistemas de apoyo que permiten a una persona ser un trabajador productivo y un padre amoroso en un solo día, se han visto diluidos. No hay soluciones fáciles, pero aquí os compartimos cinco formas en que la empresa puede ayudar a sus empleados.

1. Ofrecer apoyo emocional

Mostrar empatía y comprometerse como empresa a trabajar juntos para hacer factibles sus responsabilidades quita un gran peso a los trabajadores.

Comunicar a los empleados que se creé en su capacidad de equilibrar la situación, refuerza la autoconfianza. Verbalizar la comprensión da tranquilidad y si se complementa con apoyo profesional en la medida de lo posible, los resultados serán óptimos.

2. Teletrabajo con niños: resultados y no rutinas

Los empleados que trabajan desde casa junto a su hijos necesitan flexibilidad. Y la empresa debe darles libertad para atender a sus familias. Esto obliga a a sacrificar el control sobre el cuándo se hacen las tareas y centrarse en la obtención de resultados en plazos razonables.

Dar permisos para llevar a los niños a la escuela y horarios que permitan cuidar a los que no vayan, buscarlos o apoyarlos con tareas es una práctica razonable y necesaria para quien trabaja desde casa.

Se trata de sopesar la capacidad de los empleados de satisfacer las necesidades comerciales por encima de su capacidad de trabajar de continuo de 9 a 5 o en el horario en que estaría en la oficina.

3. Restablecer las expectativas de comunicación

Otra área clave con padres que trabajan en casa con niños es establecer expectativas claras sobre la comunicación.

Se debe esperar una comunicación abierta y frecuente. Hay que compartir y conocer cuál es la situación de teletrabajo y qué pueden necesitar el trabajador de parte de la empresa para hacer las cosas más manejables.

Ocurre que el teletrabajo hace imposible ocultar situaciones donde se mezcla la persona con el trabajador. Se debe ser honesto con estas realidades y crear protocolos de actuación para ello.

Ejemplos

  • Si un niño aparece en una llamada de Zoom, se lo puede saludar y darle al empleado un momento para redirigir al niño o ser excusado de la llamada si es necesario.

  • Si está hablando con un empleado y este tiene una urgencia o debe aprovechar el momento para enviar un correo a un cliente, debe haber transparencia y diálogo para poder proceder de la mejor manera.

  • Otra buena práctica es coordinar horas fijas en las que se pueda contar con que los empleados remotos estarán disponibles para reuniones y respuestas rápidas por correo.

4. Reevaluar políticas de recursos humanos

A nivel de gestión, la situación puede ser una buena oportunidad para evaluar políticas anticuadas. La empresa puede aprovechar la circunstancia para cambiar reglas sobre teletrabajo, modos de comunicarse o gestión de liderazgos…

Recolectar opiniones y mejorar las políticas de recursos humanos generará un entorno más amable para los padres trabajadores y también mejorará el bienestar de los empleados en general.

5. Mantener viva la camaradería

Una última forma de apoyar a los empleados que teletrabajan con sus hijos es brindarles oportunidades para que se conecten con su equipo virtualmente y disfruten de estar en casa de un modo distinto.

Organizar una pausa para el café semanal por Zoom, comidas grupales compartidas virtualmente o celebrar fechas especiales con eventos remotos puede ser una gran idea.

A modo de ejemplo, se acerca Halloween y celebrarlo con un envío de box temático, caterings o disfraces es una gran idea.

Los trabajadores podrán compartir con sus equipos y también incluir, esta vez con gusto y sin estrés, a sus hijos en las salas de Zoom.

Puede organizarse un concurso de disfraces, juegos online o concursos de talentos para celebrar esta fecha tan divertida y compartir con sus hijos el teletrabajo en casa.

Ideas para ti

Liderar equipos remotos siempre ha sido un trabajo desafiante para las empresas. Y liderar contemplando un sistema de cuidado infantil es aún más difícil. Lo importante es asumir las demandas una a una y comprometerse a apoyar a los trabajadores. ¡Cuenta con nosotros para ello!

¿Te ha gustado la idea de Halloween para tus trabajadores? En Catevering hemos creado distintas opciones con envío gratis a domicilio para que la empresa tenga un gesto divertido y pueda seguir alentando a sus trabajadores a ser creativos y disfrutar pese a la situación.