Las clásicas conferencias con las que empresas buscan sorprender a sus empleados tienden a ser reiterativas dada la pandemia y a que se han vuelto sinónomi de eventos virtuales.

Temas y discursos repetidos hasta en Youtube que han sido moneda corriente en el último año y que obligan a dedicar tiempo y pensar qué aportar a los trabajadores en este 2021 para mantenerlos motivados.

En ese sentido, distintas consultoras en Recursos Humanos alrededor del mundo coinciden en la efectividad y productividad de los webinars por encima de las conferencias.

  • ¿Qué son las webinars? Sesiones donde el conferenciante imparte un curso, charla o seminario y este es seguido por los usuarios en una modalidad que permite comunicarse con él en simultáneo.

Principales beneficios

Las webinars o sesiones moderadas no solo animan, sino que también pueden ser más poderosas que la clásica presentación gracias al feedback. Son personalizables, fluidas, conversacionales e íntimas, sin importar cuán grande sea la multitud.

Esa sensación acogedora ha dado mejores resultados durante 2020 ya que la experiencia se torna más profunda, personal e incluso enriquecedora dependiendo de la temática.

Otra gran diferencia de las webinars respecto de las conferencias es el control que tiene el moderador. Este puede ser alguien de dentro de la organización u otro experto en el campo, por lo que aportará desde sus conocimientos sobre la industria y el orador.

En este sentido, tener el moderador adecuado es fundamental para la dinámica. Su trabajo es controlar el ritmo de la sesión, dar suficiente tiempo para las respuestas y dirigir la conversación en la dirección que más atraiga a la audiencia para mantener a todos involucrados.

La clave está en las preguntas

El aspecto fundamental que hace la diferencia en este tipo de eventos es el lugar a las preguntas. Un discurso o conferencia brinda grandes ideas empaquetadas en un período de tiempo corto. Las preguntas, si las hay, surgen al final y suelen ser respondidas con prisa y sin mayor profundidad.

Un webinar permite a los presentes profundizar en las ideas y desencadenar historias relevantes para la audiencia.

La naturaleza conversacional también desencadena ideas sorpresa o nuevas perspectivas que no suelen aparecer en conferencias estándar.

Asimismo, el moderador puede hacer preguntas específicas sobre la industria, la empresa e incluso sobre cómo las ideas se relacionan y vinculan con los asistentes. Con esto el público sale sintiendo que ha aprendido algo relevante y único.

Resumen: elegir según las necesidades

Pros de la conferencia

  • Repetibilidad.
  • No es necesario programarla con gran anticipación o infraestructura.
  • Compartible.
  • Mayor masividad.

Contras

  • Poca interactividad.
  • Imposibilidad de compartir pantallas en tiempo real o preguntas y respuestas.
  • Menor flexibilidad y engagement del público.

Pros del webinar

  • Interactivo.
  • Con comunicación bidireccional.
  • Eficaz para la enseñanza y el aprendizaje.

Contras

  • Limitado en participantes.
  • Limitado en repetibilidad.
  • Sujeto a problemas de conectividad.

De este modo, elegir entre una conferencia y un webinar dependerá de las necesidades que tenga la empresa y el público objetivo del encuentro.

Fuimos pioneros en la digitalización del sector del catering y en la actualidad mantenemos el mismo espíritu. ¿Quieres conocer nuestra cantina virtual o saber más de nuestras soluciones?

Ideas para celebrar el Día de la Mujer en la empresa
Compartimos 5 formas excelentes con las que celebrar el Día Internacional de …
Calendario de caterings temáticos para 2021
Descubre las mejores fechas de los próximos meses para organizar envíos de …
Nuevo acuerdo estratégico Catevering & Grupo Aramark
Desde este 2021 Grupo Aramark España es un nuevo Partner Estratégico de …
Tips para la contratación de trabajadores en remoto
¿Qué tener en cuenta para contratar un trabajador en la era del …